Tél

06 52 06 63 00

E-mail

orench.anna@gmail.com

Clemátide: a quien Dios no le da cabeza…

… le da Clemátide para remediarlo, debería rezar el refrán. Pues esta flor viene al rescate de aquellos despistados del mundo que vivimos a menudo con la cabeza en las …

Chicory: con todo lo que hecho por tí

A pesar de que el reproche es un mal hábito del que peco conscientemente, y aún sabiendo que Chicory me vendría muy bien durante una semana, no he conseguido ver …

Chestnut Bud: con la misma piedra

Siempre he podido identificarme con esta flor, por lo que no es una desconocida en mis mezclas florales personales, pues ese frustrante vicio de repetir errores (quizás por aquello de …

Cherry Plum: cuenta hasta diez

En mi sexta semana de experimento, y tras recorrer durante este tiempo una pequeña montaña rusa de emociones y nuevas actitudes, Cherry Plum viene a enseñarme a, pase lo que …

Cerato: y tú ¿qué opinas?

Cerato y yo nos conocíamos de vista, como aquel que dice, hasta esta semana. Recuerdo haberla incluido en una mezcla para un niño que dependía demasiado de la opinión de …

Centaury: no, no ¡y mil veces no!

Cuesta reconocer el aspecto Centaury en una misma, pues no es muy agradable admitir que una pueda estar comportándose como el felpudo de nadie, pero una vez se accede a …

Beech: la paja en el ojo ajeno

A diferencia de las dos precedentes, esta flor y yo somos viejas conocidas. Para mi alivio, Mechtild Scheffer (reputada autora floral) nos asegura que todo ser humano pasa por estados …

Aspen: mensajes ocultos

Para comenzar, la noche antes de empezar tomar Aspen soñé con fantasmas. Tal era mi predisposición con respecto a esta flor, la cual siempre he tenido vinculada a la percepción …

Agrimony: detrás de la máscara

Primera semana de experimento y me estreno con una flor que nunca había tomado, al menos auto-prescrita: la Agrimonia eupatoria.  Mi experiencia previa con este remedio era, pues, a través de …