Tél

06 52 06 63 00

E-mail

contact@annaorench.com

Muchos motivos pueden llevarnos a perder el apetito, lo cual no es peligroso realmente si se trata de un episodio pasajero. Pero la profunda resignación del estado Wild Rose puede empujarnos por un vertiginoso tobogán hacia la abulia total, si nos dejamos tentar.

Más allá del desánimo, la apatía que caracteriza esta flor es la de una total claudicación y pérdida de interés en los placeres de la vida, entre ellos la comida. En efecto, aquellos que renuncian definitivamente a cualquier intento de gozo, a menudo se les cierra el estómago, lo cual es arriesgado pues, con la excepción de los breatherians, los humanos necesitamos comer para vivir.

Al adolescente que comienza a perder el interés en la comida, y antes de que esto se convierta en un verdadero problema, la Rosa Silvestre puede venir en su ayuda. Si esta desgana está relacionada con un rechazo a su propia imagen, Crab Apple será el socio perfecto.

Alternativamente, esta profunda resignación puede manifestarse en las personas que han intentado cambiar su estilo de alimentación, sin éxito, de modo que sucumben a la alimentación barata y de mala calidad, que no les satisface de todos modos, pero que no les supone un esfuerzo económico de planificación.

En cualquier caso, sea cual sea el motivo que origina esta desidia, Wild Rose está indicada para renovar el gusto a la vida, a los pequeños y grandes placeres, encontrar de nuevo el interés en aficiones, la gastronomía entre ellas y, entregarse a ellas, sin resignación.

Fuentes:

  • BACH Edward Les douze guérisseurs, Macro Editions 2016.
  • SCHEFFER Mechthild La Terapia Floral de Bach, Ediciones Urano 1996.

Articles recommandés

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée.